LINEA DIRECTA

Ignacio Mendicuti Pavón, añejo político cerverista pero que no ha tenido problema de trabajar, incluso, hasta con el mismo ex gobernador Patricio Patrón Laviada, se ha asegurado que su familia en la entidad no sufra de ningún quebranto económico por no estar en las nóminas oficiales, según comentarios vertidos ayer por la tarde, de nuevo en el centro de nuestra inquieta Mérida.

Disfrutando del presupuesto con los hilos medios de la política nacional y en la representación del gobierno en el centro, cuenta con todo tipo de comodidades, gastos y el placer de ser heredero de un grupo que jugó hasta desaparecer casillas electorales cuando se podía, volvieron a comentar por veterano editorialista muy apegado a todas las bolsas oficiales y quien dice saber mucho del cerverismo.

Mancuerna en los amplios manejos de Solidaridad y de esas alianzas con Benito Rosell pudieron subsistir aún, desde aquél entonces, laborando para el PRI, pero para el PAN también. Hojas en las que quien dice ser de esas épocas vivió también esos manejos, con el pretexto de que Nacho Mendicuti era el “enlace” necesario para ciertas cosas.

También aparece como prueba que en tiempos de ese PRI, se dejó en puestos importantes a los hijos del buen Benito y sus sueldos, prestaciones en ayudas mutuas. Por eso, en el gobierno de Patricio Patrón Laviada le tocó recibir los beneficios de los intercambios muy conocidos. A eso no le llaman traición los priistas, más bien consecuencia del manejo de quienes pueden hacer de las suyas en todo tiempo.

Pero, se dejó por asentado que es una parte de las posibilidades de subsistencia y complicidades políticas de ayer, de hoy quizá de mañana, sentenció activo director de noticias por medio de su portal en internet. Hay muchos gastos ociosos, que forman parte de los usos y costumbres en esa síntesis del priismo tradicional que aún saca brillo en estos tiempos. Y que, se sostendrá con sus apartados ya para el 2016 como las viejas prácticas de lo oficial con lo costumbrista, bueno al menos así se expresaron la mayoría de los asiduos a las fuentes de los palacios.

Dicen que todo va en marcha para ir realizando movimientos en contra de las autoridades meridanas. Hay extensiones, saludos, pero no deja de pensarse en obtener esa posición de prestigio, economía y mensaje político nacional.

Los primeros plantones. Habrá otros temas por las laterales. Bueno también Renán Barrera lo pasó y sostuvo bien. Hay que aguantar, según el librito a seguir; pero sí saber claramente de donde salen esas nada extrañas órdenes.

El presidente municipal hace bien en tomar las cuestiones que considere adversas de frente y cambiar las perspectivas. Lo que trabaje bien deberá de consolidar pues son ejes con experiencia y entrega comprobada. En lo político no puede confiarse nada más del plano familiar. Deberá recordar que en el mismo PRI donde hay enlaces muy puntuales por obvias razones, existen varias líneas directas de acción.

Desde ahora, se empieza a notar fallas en el primer círculo. Hay cosas que se pueden evitar o bien dejar que pasen para mal. Se tiene que construir un modelo donde los cambios no se vean con intenciones mediáticas, políticas, pero se hagan cosas contrarias.

Es su persona, el encabeza ese gobierno y los resultados le afectarán para bien o para mal en su futuro político e impulso personal. Así que a ajustar y dar a cada quien lo necesario, no soltar todo porque seguramente él posee capacidad y buen tino de decisión; por algo llegó a esa deseada y llorada posición. Pendientes todos.

Ante la soltada de nuevos nombramientos en los cuadros gubernamentales procedentes de las filas estatales y federales priistas, suavemente se siguen acomodando las fichas deseadas, solicitadas o necesarias. Siguen las alegrías y los desánimos, según las conclusiones de las peticiones que van, en positivo o en negativo. Después del súper paquete, ahora se tiene la distancia de ir poco a poco.

Desde luego que empuja a ponerse firmes en sus posiciones para ir con todo lo posible, primero para unir resultados con la Superioridad –así debed de ser-, y como consecuencia las anexas de lo que deja el cumplir para recoger votos en el 2018. Va de nuevo el modelo zapatista aplicando las coyunturas destinadas al mayor impacto mediático, además de las ayudas o rezagos en los grupos de poder locales.

Los analistas cuentan con material suficiente para compartir perfiles, estilos, alianzas, convenios y demás tópicos que en cada libertad se conduzca. Son, de nuevo, esos casos que forman parte de la estela local al paso de los años. Yucatán consume bien los manejos internos y externos. En un clima de gobernabilidad, estabilidad y paz social. Así que a seguir viendo a los premiados, y pues también, a los separados.

A la par de lo colorido de los camiones nuevos que se pusieron en marcha como parte del programa de modernidad y eficiencia del transporte urbano, con la ayuda necesaria en varios millones para los pobres empresarios camioneros, urge que se refuerce mucho más la campaña interna de concientización no solo para atender con mejor calidad a los usuarios, sino la insistente manera tan temeraria y sin respeto a los ordenamientos viales que siguen haciendo buen número de los choferes de esas pesadas unidades.

Ahí sigue estando el coco del caso, entre otras atenuantes. Y es que no solo se comportan así los de los camiones. Los taxistas de todos los colores y nombres son lo mismo. Prepotencia, libertad de manejar sin reglas en otros tantos casos. La amistad que une a los gremios de taxistas con quienes debe regular estas situaciones, puede ser el escollo para meter orden. Pero, el ciudadano, mira, observa y forma criterio. Vale la pena, con los millones en inversión reforzar esos temas de un puñado en el anhelo de profesionalización. Veremos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *