Llegan a Yucatán las vacunas

Serán administradas al personal médico y de enfermería ubicado en la primera línea de atención a pacientes con COVID-19 en 16 clínicas y hospitales del estado

Adelantado casi 40 minutos en relación al itinerario presentado ayer por la mañana en la Ciudad de México, a las 5:11 de la tarde aterrizó en la Base Aérea No. 8 de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) el avión Hércules C 130, que trajo a Mérida un preciado cargamento consistente de 9 mil 750 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, que, en primera instancia, serán administradas al personal médico y de enfermería ubicados en la primera línea de atención a pacientes con COVID-19 en 16 clínicas y hospitales del estado, con lo que arrancó la primera etapa de la estrategia de vacunación.

En medio de gran expectación, y sin la presencia de los representantes de los medios de comunicación, a quienes se les pidió mantenerse a las puertas de las instalaciones de la Base de la FAM, estos dieron cuenta a través de sus enlaces en vivo de la llegada de los funcionarios de salud estatales, encabezados por su titular Mauricio Sauri Vivas, así como del representante del Gobierno Federal en Yucatán, Joaquín Díaz Mena, quienes tras identificarse ingresaron al recinto castrense, donde ya aguardaba la aeronave militar aún con sus motores encendidos.

Momentos después arribó al lugar el gobernador Mauricio Vila con su comitiva, que con el paso libre entró hacia el área de pistas, en donde el comandante de la X Región Militar, general de División Víctor Hugo Aguirre Serna, y el coordinador estatal para la Vacunación COVID-19, capitán de Corbeta Carlos Gómez Montes de Oca, le esperaban para explicarle los pormenores del operativo que se desarrolló en aproximadamente una hora para que el avión de la FAM con matrícula 3611 saliera con destino a Cancún, Quintana Roo, para continuar con el reparto de vacunas, a fin de que este miércoles comience su aplicación a personal médico y de enfermería, en el caso de Mérida de manera inicial, al perteneciente al Hospital Regional del Issste ubicado en Pensiones.

En compañía del comandante de la 32ª Zona Militar, general de Brigada Diplomado de Estado Mayor Francisco Miguel Aranda Gutiérrez, se detalló que, al llegar las vacunas a territorio yucateco, se activaron las “Brigadas Correcaminos” en cada instalación hospitalaria del estado involucrada en esta estrategia, que tienen como objetivo concluir la vacunación de los profesionales de la salud de las áreas COVID-19.

El mandatario estatal resaltó que contar con la vacuna contra el coronavirus representa un paso más en la lucha frente a esta pandemia, pero pidió a los yucatecos no relajar las medidas sanitarias, ni bajar la guardia, sino por el contrario, seguir actuando con responsabilidad.

Como se ha dicho, el plan de vacunación está diseñado para atender, primero, a grupos focales prioritarios, como son el personal de salud, después personas adultas mayores, personas con comorbilidad (obesidad, diabetes mellitus, hipertensión arterial sistémica, asma, enfermedades cerebrovasculares, cáncer, enfermedad renal crónica, entre otras) y personal docente en clase presencial en los estados con semáforo epidemiológico en verde.

Mientras el personal militar bajaba varias cajas de cartón del avión, el mandatario estatal acompañado de Díaz Mena y Sauri Vivas caminó por la pista hasta situarse en la parte posterior de la aeronave, para observar el ir y venir de los elementos militares con el preciado cargamento.

Destacaron dos paquetes de color blanco que tenían una protección especial, que fueron bajados por personal médico y colocados sobre una mesa, donde se tomaron las fotografías oficiales. Posteriormente fueron subidas junto con las cajas a un camión militar, el cual las sacó de las instalaciones de la base aérea.

Cabe mencionar que tras estar en Cancún, se tenía programado que el avión continuaría hacia Chetumal y Campeche.

Momentos más tarde el convoy militar arribó a las instalaciones del cuartel militar ubicado en la 42 Sur, donde ya eran esperadas las vacunas. Allí se entregaron al personal las 9 mil 750 dosis de la vacuna, que de acuerdo a especialistas tiene un transporte aéreo de -70°C, red de frío que no existe en México, por lo que una vez desinstalada de esa red, se debe transportar a una temperatura de 2 a 8°C, con una duración de 5 días, tiempo en que debe de administrarse en su totalidad antes que deje de tener efectividad.

Las vacunas que llegaron a Yucatán son parte del cargamento que se recibió la mañana de ayer martes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, consistente de 439 mil 725 vacunas Pfizer-BioNTech, que según explicó el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, se repartirían en el transcurso del día en un operativo en el que se incluyeron un total de 8 rutas aéreas para surtir a 25 estados del país, mientras que a las entidades colindantes a la Ciudad de México la distribución se realizó por vía terrestre.

PROCESO EN LA ENTIDAD

La primera fase de la estrategia de vacunación en el estado se desarrollará desde esta fecha hasta febrero próximo y se estima que lleguen 27 mil 300 biológicos para todo el personal de salud. Primero se inmunizará al personal de las áreas de coronavirus y luego se continuará con el resto de los trabajadores del sector salud.

Será a partir de las 7 de la mañana de este miércoles cuando bajo la custodia de elementos de la Guardia Nacional y la supervisión del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inicie la aplicación de las vacunas en el Hospital Regional del ISSSTE, donde los primeros en recibirlas serán 85 médicos y 200 enfermeras y enfermeros que se encuentran en las áreas de Terapia Intensiva, Reconversión COVID-19 y Urgencias del sitio.

Los otros nosocomios en los que se llevará a cabo la vacunación en esta primera etapa son los Hospitales Generales de Tekax, Valladolid, San Carlos de Tizimín, así como el General “Dr. Agustín O’Horán”, el Centro de Atención Temporal COVID-19 en el Siglo XXI y el provisional de Valladolid, al igual que el Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy).

Del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)-Bienestar, están considerados los Hospitales Rurales de Acanceh, Izamal, Maxcanú y Oxkutzcab. Mientras que del IMSS también se incluye al Hospital de Especialidades 1, el Hospital General Regional No.1 “Lic. Ignacio García Téllez”, mejor conocido como T-1, y el Hospital General Regional No. 12 IMSS “Lic. Benito Juárez”. Asimismo, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Hospital Militar Regional de Mérida.

El titular de la Sedena detalló que las brigadas que se encargarán de la distribución de las vacunas se integran con dos “Servidores de la Nación”, dos elementos representantes de los programas sociales, cuatro elementos de la Sedena, Semar y Guardia Nacional, además de un enfermero, un médico y dos voluntarios.

Como informamos, ayer se realizó un recorrido por las áreas del Hospital Regional del Issste en Pensiones, donde se aplicarán las vacunas, y se precisaron los protocolos que deberán seguirse durante este proceso que estará a cargo de enfermeras y enfermeros del nosocomio.

Al respecto, el subdirector médico del Hospital, Fabio Martínez Pavía, detalló que desde el pasado mes de diciembre la Dirección del lugar envió a las oficinas centrales la lista de los médicos y enfermeras que se encuentran en la primera línea de atención a pacientes de COVID-19, a quienes se les otorgó un folio por parte de las autoridades federales que recibirán la vacuna con toda transparencia.

En el proceso de recepción de las vacunas también participaron el subdirector de la SSY, Carlos Isaac Hernández Fuentes y un grupo de especialistas de salud y de las fuerzas armadas.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *