López Obrador pide perdón a víctimas del Halconazo

El mandatario mexicano se compromete a la no repetición de ese tipo de actos; unas 3 mil personas marchan para exigir justicia

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció el jueves “una sincera disculpa, un sincero perdón” a las decenas de víctimas de la masacre de Corpus Christi, conocida como el “Halconazo”, ocurrida hace 50 años.

“A 50 años del “Halconazo” y la represión (quiero) ofrecer, en mi carácter de representante del Estado mexicano, una sincera disculpa, un sincero perdón”, dijo el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

Este jueves, el mandatario mexicano se comprometió a “la no repetición” de este tipo de actos.

“El compromiso sobre todo es de la no repetición, de que nunca más se reprima a quienes protestan a quienes luchan por las transformaciones, por los cambios, a quienes no están de acuerdo con el gobierno”, puntualizó.

Recordó que muchos jóvenes fueron reprimidos y desaparecidos aquel 10 de junio, y sus familiares todavía están buscándolos.

“Desde luego los extrañan, les lloran y nosotros queremos enviarle un abrazo a todos los familiares de las víctimas de la represión”, indicó.

Además de esta disculpa, el mandatario mexicano se reunió por la tarde con sobrevivientes y con colectivos de familiares de desaparecidos del periodo conocido como de la Guerra Sucia en México.

EXIGEN JUSTICIA

Unas 3,000 personas, entre estudiantes, maestros y organizaciones sociales, marcharon ayer en la Ciudad de México para conmemorar el aniversario 50 de la matanza de estudiantes del 10 de junio de 1971, denominada el “Halconazo”.

La movilización comenzó a las 16 hora local cerca del Instituto Politécnico Nacional (IPN), donde ocurrió la masacre, y terminó en el Zócalo de la capital mexicana con la celebración de un mitin.

La marcha fue encabezada por integrantes del Comité 68 ProLibertades Democráticas, estudiantes el IPN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como los estudiantes de Ayotzinapa y organizaciones civiles.

“El pueblo en pie de lucha ¡Justicia ya!”, se leía en la pancarta que encabezó la manifestación, mientras que algunas de las consignas fueron: “¡10 de junio no se olvida!”, “Nunca más otro halconazo”, “¡Castigo a los culpables!”, “Porque hay memoria, exigimos justicia”, entre otras.

El 10 de junio de 1971, un grupo paramilitar mexicano perpetró una masacre en las inmediaciones de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros en Ciudad de México que dejó a decenas de jóvenes muertos durante una manifestación pacífica contra el entonces presidente Luis Echeverría (1970-1976).

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *