Los Pinos, la residencia de todos los mexicanos

Caminar por los amplios pasillos y jardines de Los Pinos no deja de sorprender, aunque uno ya pase de los 40 años y haya visitado en el pasado otra residencia oficial, como lo es el Castillo de Chapultepec.

Guardando sus proporciones, ambos inmuebles, ubicados en el Bosque de Chapultepec en la Ciudad de México, llegaron a ser tan ostentosos, que algunos presidentes de los últimos tiempos se negaron a vivir en ambas durante su administración.

Tal como sucedió ahora con Andrés Manuel López Obrador, que se negó a mudarse con su familia a Los Pinos, y contrario a ello, tal como lo hizo en su momento el presidente Lázaro Cárdenas del Río, lo ha convertido en un Centro Cultural.

En 1934, Lázaro Cárdenas determinó no vivir en el Castillo de Chapultepec para que “el pueblo pueda visitarlo con toda libertad”, según escribió en sus memorias.

Ello, tras valorar que el 95% de la población no conocía el interior de Castillo, una construcción histórica en cuyos alrededores (en el edifico Molino del Rey) ocurrió la hazaña de un oficial que se envolvió en la bandera nacional para evitar su captura, lo que hoy conocemos como la gesta de los Niños Héroes durante la defensa de la patria del invasor estadounidense en 1847.

Texto y fotos: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: