Mérida aspira a ser una Ciudad Creativa

Como parte de un plan para fomentar el turismo hacia la capital yucateca, hay varios esquemas de promoción entre los que ya se trabaja para elaborar una iniciativa, a fin de postular a Mérida ante la Unesco para integrarla a su Red de Ciudades Creativas, informó el director de Desarrollo Económico del Ayuntamiento, Eduardo Seijo Solís.

El funcionario dijo que pronto se hará el anuncio correspondiente, pero adelantó que la Red se creó en 2004 para promover la cooperación hacia y entre las ciudades que la integran, 180 en la actualidad, y, de esta manera, posicionar la creatividad como factor estratégico de desarrollo urbano sostenible. Cubre siete ámbitos creativos: artesanía y artes populares, artes digitales, cine, diseño, gastronomía, literatura, y música.

Al unirse a la Red, se explicó, las ciudades comparten sus buenas prácticas y desarrollan vínculos entre los sectores público, privado y sociedad civil para aumentar las oportunidades al alcance de los creadores y profesionales del sector cultural; mejorar el acceso y la participación en la vida cultural, en particular en beneficio de grupos desfavorecidos y personas vulnerables; e integrar plenamente la cultura y la creatividad en sus planes de desarrollo sostenible.

Además, dijo que, de la mano del queso de bola, se difundirá de manera internacional la gastronomía yucateca en el “Mercado Anual del Queso” que se celebra en Edam Holanda, donde dará muestra de cómo en la entidad se utiliza este producto en marquesitas, con charritos, sobre el tradicional dulce de papaya y especialmente en el famoso Queso Relleno.

A decir del funcionario municipal, la compañía que elabora este sabroso producto que se caracteriza por su cubierta roja de parafina para protegerlo en sus envíos a ultramar, tiene registros de que llegó a la Península hace más de 80 años.

Antes de que fuera Chetumal el lugar desde el que se realizara su distribución como producto de importación, se dice que por primera vez se conoció en la entidad por un naufragio de un barco que se dirigía a las Antillas Holandesas y que encalló cerca de las costas yucatecas, y luego que era de los productos que se contrabandeaban a bordo de barcos dedicados al transporte de henequén, pero lo cierto es que el queso de bola, ya ha tomado carta de naturalización yucateca.

Texto y foto: Manuel Pool Moguel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: