Messi impulsa al Barcelona a la segunda plaza de LaLiga

Pese a la polémica por la filtración de su contrato millonario, el astro argentino lidera un nuevo triunfo de los culés en la liga española

Con la polémica como previa del partido, Barcelona recibió la visita del Athletic de Bilbao. Luego de la noticia publicada por el periódico El Mundo, en el que señala que Messi firmó un contrato millonario con el Barça en el 2017 y que acumula a la fecha poco más de medio billón de euros, el astro argentino firmó un golazo al minuto 20. Un disparo bien colocado terminó por vencer en las redes a Unai Simón.

Falló el Barça la determinación poco antes de llegar al descanso… Y de forma incomprensible se marchó dormido al vestuario. Porque todo varió y no poco.

Pareció dormido o demasiado calmado el grupo de Koeman al comienzo de una segunda parte que protagonizó Messi con una excelente carrera que fue la antesala del empate, en un centro lateral al que acudieron Alba y De Marcos… Para que el lateral se marcase en propia puerta.

De Marcos, otra vez, como en la final de la Supercopa, dejó señalado a Jordi Alba y a partir del empate, a los cincuenta minutos, el partido se dibujó en rojiblanco.

Nervioso y descabezado al Barça cada vez parecía costarle más hacerse notar mientras los de Marcelino se acercaban al área de Ter Stegen con una facilidad pasmosa.

Necesitando ganar se diría que hasta sufría por no perder un Barça que apenas se mostró en un cabezazo de Pjanic que sacó Unai, minutos antes de que el bosnio, desdibujado en global, dejase su lugar a Sergi Roberto y la reorganización le fuera como anillo al dedo a los azulgrana

No fue el habitual Alba por la izquierda sino Mingueza por la derecha quien ganó la posición por el extremo y su centro raso lo remachó a placer Griezmann, iluminado ante los leones, para anotar un 2-1 salvador y tranquilizador para el Barça. O eso se pensó.

A falta de poco más de un cuarto de hora para el final se rebeló ante el infortunio el Athletic y tuvo que apretar los dientes el Barcelona. No supo, una vez más, defender con la pelota y Koeman solventó meter a otro defensa, Lenglet, para asegurar el juego aéreo.

Lo peleó hasta el último suspiro el equipo vasco, sin dar tregua a los azulgranas pero no pudo evitar la segunda derrota desde que llegó Marcelino al banquillo.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *