Miguel Alemán rechaza rumor de quiebra en Interjet

Dentro de las oficinas de la Fundación Miguel Alemán en Polanco, Miguel Alemán Velasco, presidente de Interjet y de México Cumbre de Negocios, aseguró que lo hecho por su competencia en el sector aeronáutico son “chingaderas” y que el freno en la compra de Radiópolis estuvo relacionado con cambios en la propuesta inicial pactada, pero que el interés por el negocio se mantiene.

—Los rumores son que no compren boletos para la temporada de invierno, ¿a quién le interesa eso? Pues a otra compañía de aviones. Les dicen que no compren su boleto porque a lo mejor no vuela para diciembre. Cuando estaba yo muy joven se decía que eso eran chingaderas, no negocios, todavía sigo creyendo que son eso —indicó el empresario al ser cuestionado sobre versiones de la posible quiebra de Interjet.

Interjet es una aerolínea mexicana de bajo costo que inició operaciones en 2005 con tres aviones y hoy es una de las empresas más grandes del sector. En fechas recientes, la empresa estuvo envuelta en problemas por demoras y cancelaciones de vuelos por una reestructura interna, además de falta de personal que fue captado por un competidor.

—Hay competencia y los que compiten a veces atacan. Hay cosas que hay que defender y aclarar, y otras sin comentarios. En el caso de la compañía de aviación, ¿quién nos puede atacar? Pues es la competencia. ¿Cómo lo hace? A su estilo. Nosotros queremos demostrar que no es cierto y que ahí sigue la compañía, que tiene 17 años y lo único que puede hacer ahora es crecer —indicó.

—Acabamos de comprar 40 aviones nuevos de los grandes, 320 y 321. Cuando empiecen a llegar lo van a ver y que sigan platicando ellos. Lo que nosotros necesitamos dar es buen servicio y seguridad — explicó el empresario.

Este año, Interjet desmintió que la empresa atraviese por una posible quiebra técnica, aunque reconoció que enfrentó una controversia judicial con las autoridades mexicanas por un adeudo fiscal con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) entre 2013 y 2017; sin embargo, la aerolínea ganó el amparo.

—Durante un tiempo, el SAT estuvo cobrando 10% anual de impuestos y era un error que se demostró jurídicamente y se ganó el amparo, porque tomaba en cuenta el ingreso de las temporadas grandes (altas). Entonces, si sacas bien la suma, en vez de 10% se ganó que era 3%. Durante dos o tres meses no se pagó, pero ahora se está pagando a tiempo —explicó.

—Ganamos el amparo, entonces rectificaron los impuestos a 3% anual —dijo.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *