No puede haber paz sin una verdadera justicia, proclama de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz

La Declaratoria de Mérida, emitida ayer por los 30 Laureados que asistieron a la 17 Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz en la capital yucateca, advirtió que la falta de acceso a la educación, la pérdida de la biodiversidad, el ataque a los derechos fundamentales, la corrupción y la crisis climáticas atentan contra la paz mundial.

A nombre de los laureados, Leymah Gbowee, Premio Nobel de la Paz 2011, dijo que se necesita un concepto renovado del concepto de paz, pues se ha confundido que la ausencia de guerras mundiales es sinónimo de que hay paz.

-Mientras las libertades básicas sean flageladas y exista la flagrante corrupción, la violencia, la pobreza extrema, la equidad y la discriminación no puede existir esa paz verdadera -advirtió.

Por ello, proclamó que la verdadera paz no puede proclamarse del logro de la verdadera justicia.

-Estamos profundamente preocupados por las actuales amenazas a la paz, la justicia social y la sustentabilidad global por el mundo y las futuras generaciones -recalcó.

Mencionó que los humanos estamos profundamente conectados no solamente unos con otros, sino con toda la vida y nuestro planeta.

-Cualquier amenaza al bienestar de cualquiera de nosotros y al medio ambiente nos afecta a todos, en este momento hacemos un llamado a cada persona a dejar su huella por la paz en el mundo que todos compartimos -recalcó.

A nombre de las autoridades estatales, la secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, recordó que el estado se preparó durante meses para ofrecer una sede a la altura de los laureados.

-En Yucatán estamos comprometidos y trabajando para generar políticas más humanas para la solución de los conflictos, a generar políticas adecuadas que sean vínculos de unidad y progreso para todos, del mismo modo estamos comprometidos con la sustentabilidad y la generación de políticas públicas eficaces para combatir el cambio climático -señaló.

Por otra parte, el Secretariado General de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel entregó premios y reconocimientos a destacados personajes mundiales, entre ellos el empresario yucateco Manuel Díaz Rubio, por ser el impulsor del barco Trimarán Zamná, que hace 10 años promovió la paz por todo el mundo al mando del capital Vital Alsa Ramírez.

-El capitán Vital Alsa fue quien me contactó, me encantó el proyecto, construimos el barco y luego recorrimos el mundo para promover la paz junto con tres niños mayas -explicó al recibir una paloma blanca estilizada.

Además el cantante español Miguel Bosé recibió la Medalla Por el Impacto Social; Ricky Martín la Medalla por la Paz Mundial y Yucatán un reconocimiento como Estado de Paz.

-Esta es una bandera que en adelante podrán llevar sus habitantes como bandera y motivo de orgullo -dijo la presidenta de la Secretaría Permanente de la Cumbre, Ekaterina Zagladina.

Por su parte, el gobernador Mauricio Vila Dosal destacó que se exhibirá en un lugar público para que todos los yucatecos puedan admirar la declaración de Estado de Paz.

Texto: Esteban Cruz Obando
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *