Normalistas vandalizan sede del Congreso del estado de Guerrero

Los inconformes lanzan cocteles molotov contra el recinto y queman parte de la fachada; minimizan las nuevas investigaciones en las que la 4T halla un cadáver.

Unos 300 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa lanzaron ayer cocteles molotov contra la sede del Congreso del sureño estado mexicano de Guerrero, incendiando parte de la fachada y causando desperfectos en oficinas.

La protesta tuvo lugar durante en la mañana luego de que este grupo de estudiantes rechazara las nuevas investigaciones que ha planteado el Gobierno federal tras el hallazgo de los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014.

—Ninguna pandemia podrá callar el grito por la presentación con vida de nuestros 43 hermanos —expresó un comunicado divulgado por la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (F.E.C.S.M.), grupo vinculado a los jóvenes de Ayotzinapa.

Según la versión oficial del Gobierno de Peña Nieto (2012-2018), los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa fueron detenidos por policías corruptos en Iguala (sureño estado de Guerrero) y entregados al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en un vertedero de basura de Cocula.

Pero, el pasado 7 de julio el Gobierno federal mexicano anunció la identificación de los restos del estudiante Christian Alfonso Rodríguez casi seis años después de su desaparición el 26 de septiembre de 2014, encontrados lejos del basurero.

Con este reciente hallazgo la anterior versión oficial, ya muy criticada por familiares y expertos, quedó totalmente en entredicho.

En el mitin que tuvo lugar durante la protestas, la madre de Christian señaló que el movimiento de los 43 estudiantes sigue vivo.

“La lucha nos da lo que la ley nos niega” y la icónica frase del movimiento “ni perdón, ni olvido” fueron parte de sus consignas, mientras los estudiantes colocaban colchones bañados en gasolina alrededor del edificio para posteriormente prenderles fuego.

Este acto vandálico ocasionó la quema de parte de la fachada y algunas oficinas de los diputados.

CRITICAN AL GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR

Los normalistas que protestaron aseguraron que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solo ha intentado usar el caso como cortina de humo durante la pandemia. El gobernador estatal, Héctor Astudillo, condenó los actos vandálicos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *