Nueva amenaza de ciclón para la península

Lluvias durante toda la semana próxima

partir de un área de Baja Presión ubicada en el Mar Caribe, se formó la tarde de este sábado la Depresión Tropical No 28. Los especialistas en la materia esperan su evolución a Tormenta Tropical Zeta dentro de las siguientes 36 a 48 horas.

En rueda de prensa celebrada en la capital del país, el coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional, Jorge Zavala Hidalgo, dijo que el centro del fenómeno se localizó a las cuatro de la tarde a 455 kilómetros al este-sureste de Cozumel, y con un movimiento lento de apenas 4 kilómetros por hora se dirige hacia el extremo noreste de la Península de Yucatán. Sus vientos máximos sostenidos eran en ese momento de 45 kilómetros por hora con rachas de hasta 65 kilómetros por hora.

De acuerdo a los pronósticos, la Depresión Tropical 28 se aproximará gradualmente al extremo norte de Quintana Roo a donde llegará la tarde noche de este lunes 26 de octubre con categoría de Tormenta Tropical y con el nombre de “Zeta”, que es sexta letra del alfabeto griego, y la siguiente en la lista de los nombres predefinidos para los huracanes de esta temporada.

Algo importante de destacar es que la superficie del Mar Caribe registra entre 29 y 30 grados centígrados, temperaturas consideradas anormalmente cálidas para esta época del año, mientras que el contenido de calor oceánico en el mar Caribe también es alto, lo que puede generar un incremento considerable en la magnitud de los vientos de la depresión tropical 28, así como en su nubosidad y en las lluvias.

En cuanto a los pronósticos, para este domingo se esperan intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes de 25 a 50 milímetros en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Para el lunes el potencial de precipitaciones aumentará a lluvias puntuales muy fuertes de 50 a 75 milímetros en Quintana Roo y Yucatán, donde se registrarán en las costas oleaje de uno a dos metros de altura.

Para el martes se pronostican lluvias de muy fuertes a puntuales intensas en Chiapas y de puntuales a muy fuertes en Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Campeche, con rachas de viento de 50 a 60 kilómetros en Yucatán y Quintana Roo, con oleaje de uno a dos metros de altura.

Zavala Hidalgo advirtió que en algunas zonas las lluvias podrán estar acompañadas de descargas eléctricas y rachas de vientos fuertes a intensas durante las tormentas.

Durante este periodo de 96 horas de lluvia las precipitaciones acumuladas serán de 75 a 150 mm en el norte de Quintana Roo y en el Oriente de Yucatán, además de Tabasco y en el sur y norte de Chiapas, con posibilidad de valores puntuales de hasta 150 y 250 mm debido a que estas lluvias en condiciones adversas se extenderán todavía hasta la próxima semana, por lo que se pide estar muy atento a los boletines del Servicio Meteorológico Nacional. En este sentido hay que tener en cuenta que el Frente Frío número 8 ingresó el viernes al norte del territorio nacional.

La titular de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez Cisneros, destacó que estas lluvias pueden generar un aumento en los caudales de los ríos e inundaciones en las zonas bajas, además de que existe la posibilidad de deslizamiento de terreno y afectaciones a caminos y tramos carreteros.

Se espera que después de impactar el lunes por la tarde noche las costas de Quintana Roo y probablemente la Isla de Cozumel con rachas de vientos de hasta 100 kilómetros por hora, continuará su trayectoria hacia el Noroeste en el Golfo de México donde alcanzaría la categoría de huracán. Pero por el momento, dijo Zavala Hidalgo, no se espera que alcance esa categoría antes de tocar tierra en las costas de Quintana Roo. Sería hasta el martes cuando podría alcanzar la categoría de huracán.

En cuanto a las afectaciones para la zona de la Península, la Dra. Jiménez Cisneros señaló que se espera que sea en proporción menor ya que va a pasar un poco más rápido.

“En este momento la Conagua tiene dos puntos de inundación en Tizimín y Mérida, donde se continúa trabajando para restablecer las condiciones antes de la llegada de la Tormenta Tropical Zeta”, detalló.

También comentó que los niveles del agua subterránea en la zona metropolitana de Merida han bajado pero que aún se encuentran cerca de la superficie, por lo que en momentos previos a más lluvias se realiza un monitoreo constante de los niveles que se espera tengan un abatimiento importante.

Finalmente, Zavala Hidalgo indicó que esta temporada de huracanes se está acercando a la del 2005, que fue la que más ciclones tropicales con nombre ha registrado con 27 fenómenos.

“Ahora, estaríamos igualando ese número si esta depresión tropical como esperamos se intensifica y alcanza la categoría de tormenta tropical”, externó el especialista, quien recalcó que esta ha sido una temporada sumamente activa en el número de ciclones tropicales y también en el número de impactos en el territorio nacional.

“Tuvimos a ‘Amanda’ y ‘Cristóbal’ en la Península de Yucatán, a ‘Elida’ en el Pacífico muy cerca del extremo sur de la Península de Baja California, a ‘Hernán’ también en el Pacífico y luego tuvimos a ‘Genevieve’, y después a ‘Gamma’ y a ‘Delta’. Todos han impactado territorio nacional y ha sido una temporada muy activa a nivel del Atlántico Norte, pero también activa en cuanto impactos en territorio nacional”, puntualizó.

Por su parte, el meteorólogo Juan Vázquez Montalvo detalló que la depresión tropical 28 se ubicó ayer a 588 kilómetros al sureste de Valladolid y que de acuerdo a los modelos matemáticos, su trayectoria será hacia el Canal de Yucatán tal vez pegado al oeste de Cuba o sobre la parte noreste de la Península de Yucatán, por lo que se esperan lluvias en el estado a partir de la tarde del lunes 26 y hasta el viernes 30.

Vázquez Montalvo considera que la afectación comenzaría a partir del lunes, ya en forma indirecta o directa, por lo que recomendó estar al pendiente, especialmente en el caso de los habitantes del norte de Quintana Roo y oriente y noreste de Yucatán.

Texto y fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *