Otorgan más datos sobre irregularidades

El alcalde Diego Ávila aporta más pruebas para las carpetas de investigación de posibles hechos delictuosos de la pasada administración municipal.

El pasado 29 de junio, el alcalde Diego Ávila Romero acudió a la Unidad de Investigación y Litigación Especializada en el Combate a la Corrupción, ubicada en la ciudad de Mérida, Yucatán, para comparecer con el objeto de revisar y aportar más probanzas en las carpetas de investigación que se instauraron con motivo de las denuncias que interpuso por hechos posiblemente delictuosos detectados en el proceso de entrega-recepción, y en contra de varios ex funcionarios de la pasada administración pública municipal de Tekax, Yucatán 2015-2018.

El primer edil pidió que se agilicen todos los procesos de investigación e integración de las referidas carpetas, al igual que las denuncias interpuestas por la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, que al concluir sus procesos administrativos y no ser solventadas por los exfuncionarios involucrados, pasaron a ser judicializadas ante la misma Unidad de Investigación.

“Esto no se trata de una cacería de brujas o de cuestiones personales o políticas, se trata de que por primera vez las irregularidades al patrimonio de los tekaxeños no queden impunes. Como alcalde es mi responsabilidad velar por los intereses de todos y todas; lo menos que podemos hacer es que se haga justicia y se castigue a los responsables en su caso”, señaló.

Entre las anomalías y faltantes detectadas y documentadas, que forman parte de las denuncias, se encuentran el parque vehicular, totalmente inservible; una ambulancia equipada que no fue entregada; vehículos sin motor, pese a que aparecieron facturas de compra de motores nuevos por más de cien mil pesos; una pipa de agua potable, en la que se facturo más de cuarenta y seis mil pesos por cambio de chasis y cisterna a unos meses de la conclusión de la administración saliente, pero al recibirla estaba inservible; cabe mencionar que no se encontraron bitácoras de mantenimiento, solo facturas que refieren ciertos servicios de mantenimiento por grandes sumas que no especifican a qué vehículos se les realizaron, en algunas ocasiones refieren que se hicieron a modelos de vehículos de lujo como Ford Lobo, Mini Coopers, entre otros.

En rubro de personal, hay millonarios gastos por concepto de nómina del personal, lo grave es que no entregaron los expedientes personales, y mucho menos la evidencia de sus actividades de labores.

En rubro del pago de ayudas diversas, solamente en el 2017, aparece que se presupuestó poco más de tres millones de pesos, pero al final acabaron ejerciendo más de 18 millones, sin justificación alguna; no se entregó evidencia del padrón de beneficiarios, y al cotejar los recibos con las credenciales de elector, en muchos casos las firmas no coinciden o están sin rúbrica de los beneficiarios; también hay actas de sesiones de cabildo incompletas, duplicadas y alteradas, llaman poderosamente la atención algunas actas en donde se autorizaron 19 expendios de bebidas alcohólicas duplicadas que no coinciden.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *