La visionaria familia Dajer

Elías Dajer Fadel, quien es el presidente de Asociacion Mexicana de Escuelas Particulares en Yucatán, explica que el patriarca fue su abuelo Elías, quien cuando llega del Líbano, en Ticul pone un negocio

Es la ciudad de Jounieh, en el Líbano, donde tiene su origen la familia Dajer, y fue Ticul el lugar que escogió para asentarse el patriarca de esta familia que con el paso de los años, cuenta con destacados hombres de negocios y profesionales de alto compromiso con la sociedad.

Tal es el caso del Dr. Fernando Elías Dajer Nahum, fallecido en 2019 y a quien siempre se le recordará porque además de ser un gran profesional, siempre se caracterizó porque por sobre todas las cosas siempre buscaba ayudar a sus semejantes.

Elías Leonardo Dajer Fadel, quien es el presidente de Asociacion Mexicana de Escuelas Particulares en Yucatán, sobrino del Dr. Fernando, en amena platica, dijo que su abuelo Elías Dajer Fadel y su hermano Antonio, tuvieron un establecimiento en Ticul al que llamaron “El Progreso Comercial”, de allá, decidieron venir a Mérida y luego tomaron diferentes rumbos, ya que mientras el primero se estableció como comerciante en Mérida, el segundo, se asentó en el Oriente del estado donde se dedicó a la actividad ganadera.

—Mi abuelo, que se llamaba igual que yo, fue un hombre visionario, cuando llegó a Mérida compró una casona en la calle 58 donde puso una tienda llamada “El Mayoreo de Mérida”, tiempo después el edificio se demolió para dar paso a la segunda calle nueva y sus locales —indicó.

—Esta fue la primera calle netamente comercial en la ciudad y cuando se construyó tenía una marquesina continua a lo largo de la calle para que se protegiera al cliente en caso de lluvia o sol y que no se afectara la actividad comercial —detalló Elías Leonardo, quien por cierto el sábado pasado ofreció en el Club Libanés, una conferencia en la que destacó la tenacidad y valentía de sus ancestros que aún sin conocer la lengua y en medio de conflictos como la Guerra de Castas, viajaban por los pueblos llevando su cargamento de mercancías para ofrecerlos casa por casa.

Los descendientes de los Dajer son los Dajer Becil, los Dajer Bechara, los Dajer Lixa, los Dajer Ávila, los Chapur Dajer, los Adam Dajer, los Razú Dajer, los Becil Dajer y, por supuesto, los Dajer Fadel.

Muchos de ellos aprendieron a hablar maya antes que español, porque primero se establecieron en los pueblos del interior del estado, y fue cuando llegaron a Mérida fue que se creó la economía del comercio que permitió la aparición de la clase media en Yucatán, por ello no fue una casualidad que la primera institución de carácter privado de nivel superior haya sido el Instituto Comercial Bancario y que haya sido creado por un libanés, porque se requería de estudios secretariales y de contabilidad.

La cuestión es que en aquella casona que se demolió, existía un hermoso pórtico de piedra labrada, que fue solicitado en donación por el Ayuntamiento de Mérida, ya que el que se tenía en el ayuntamiento hasta ese momento, era como los demás marcos que había en el resto del edificio.

Ante la petición, Elías Dajer Fadel, accedió y tras una sesión de cabildo en el año de 1949, se hizo el traslado piedra por piedra para instalarlo en la entrada principal del Palacio Municipal, donde hoy es uno de los más bellos atractivos del histórico inmueble.

Por cierto que ésta no es la única donación que realizó a la ciudad de Mérida Dajer Fadel, ya que también donó el sistema eléctrico para el campanario de la Catedral, lo cual se puede constatar en una placa que se conserva en el interior del sagrado recinto.

EL NOMBRE DE ELÍAS

Otro de los integrantes de esta familia que ha brillado con luz propia en el tema de la hotelería y en el ámbito educativo es Ricardo Elías Dajer Nahum, tío del entrevistado quien explicó que la mayoría de sus familiares lleva el nombre de Elías, incluyéndolo a él, esto a manera de homenaje su abuelo que es el tronco de nueve familias yucatecas descendientes de libaneses entre las que figuran los Dajer Becil, los Dajer Bechara, los Dajer Lixa, los Dajer Ávila, los Chapur Dajer, los Adam Dajer, los Razú Dajer, los Becil Dajer y, por supuesto, los Dajer Fadel.

Texto y fotos: Manuel Pool Moguel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *