Pega duro el alza en combustibles

En lo que va del 2021, el silencioso aumento al precio de las gasolinas ha afectado a todos, en especial a las amas de casa y transportistas

Silenciosa, pero lesiva, así ha sido el alza que han registrado las gasolinas en lo que va de estos días de enero.

De manera general, este incremento en los combustibles afecta a todos; sin embargo, los efectos más visibles los están sufriendo en especial las amas de casa, que requieren del uso del vehículo para transportar con seguridad a sus hijos en este tiempo de pandemia, que por la misma cantidad que pagan reciben menos combustible que unos días atrás.

Entrevistada al momento de cargar sus 200 pesos de gasolina, la señora Guadalupe comentó a Peninsular Punto Medio que el alza a las gasolinas está pegándole duro a la economía de las familias, especialmente para quienes no tienen trabajo y que necesitan utilizar el auto no por lujo.

“En mi caso, es necesario para llevar a mis hijos de manera segura, ya que en estos tiempos de pandemia no puedo andar con ellos en autobús”, destacó la entrevistada, quien explicó que con 200 pesos pudo adquirir alrededor de 10 litros.

En el mismo sentido se pronunció la señora Jéssica Cimé, quien reiteró que a la gasolinera a la que acostumbra comprar, era de las que más barato vendían el combustible; sin embargo, paulatinamente han aumentado de centavos en centavos hasta que ya alcanzó casi un peso en los últimos días.

Otro sector que esta siendo muy afectado es el de los transportistas, que están absorbiendo el alza, no por gusto, sino porque ya hay un decreto publicado en el Diario Oficial del Estado para mantener las tarifas en las rutas de la ciudad hasta febrero del próximo año.

Y en este sentido vale la pena recordar que los choferes del servicio colectivo pagan renta por sus unidades, así es que a ellos compete pagar la gasolina que usan, por lo que en este caso la afectación es directa.

Así lo manifestó Máximo Pool, chofer de una camioneta del servicio colectivo correspondiente a la ruta Circuito Colonias, quien recalcó que la afectación es muy fuerte, ya que el litro de magna subió en esta última semana un peso.

Al igual que sus compañeros, él renta la unidad que trabaja, de modo que de su bolsa salen a diario los sesenta pesos que paga de más por los 60 litros de   combustible que requiere para laborar en su turno, lo que merma de manera importante sus ganancias.

Como se recordará, por efectos de la aplicación de la actualización al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios,  el costo de las gasolinas aumentó 3.33% desde el primer minuto de este año, pero además ya se han registrado dos aumentos, de modo que el público paga hasta un peso con setenta y siete centavos de más por cada litro de  magna, que es el combustible de mayor demanda, y si se trata de la premium, el aumento es de hasta un peso con sesenta centavos.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *