Piden a padres identificar trastornos de aprendizaje

Saber los trastornos dis y reconocer si su hijo o hija los padece es importante para diagnosticarlos y que reciban un tratamiento oportuno

La pandemia por COVID-19 ocasionó que el sector educativo se viera en la necesidad de adaptarse a las clases en línea; sin embargo, mientras pasa el tiempo es más difícil para los docentes retener la atención de los alumnos, y comunicarse directamente con ellos.

Las clases a distancia se han convertido en todo un reto, y aunque es normal que los niños estén aprendiendo a un ritmo diferente, si notan que su hijo se está estancando, la causa podría ser un trastorno de aprendizaje que no se le ha sido diagnosticado, como es el “dis”

Este trastorno agrupa problemas específicos de lenguaje, y aprendizaje, y se le llama “Dis” por la coincidencia de este prefijo en su nombre: dislexia, disortografía, disgrafía y discalculia.

Según los especialistas, estos no son pasajeros, y representan un desafío educativo enorme para las y los niños, y de enseñanza de los papás.

En ese sentido, es importante identificar cada uno de estos trastornos, para saber si sus hijas o hijos los padecen, y poder ser diagnosticados a temprana edad, a fin de recibir un tratamiento con distintos especialistas, como logopedas que se enfocan en el lenguaje, psicólogos, psicomotricistas, o terapeutas ocasionales.

Dislexia. Un infante con dislexia tiene problemas para identificar los sonidos del habla, y para comprender cómo se relacionan con las letras y las palabras, debido a que este afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

¿Cómo lo identificas? Si al leer omite palabras, las sustituye, distorsiona o si lee con lentitud y tiene vacilaciones, o problemas de seguimiento visual.

Tip. Juegue con este a formar palabras. Escriban letras sin orden, justamente para que ella o él se los de. También jueguen a descartar palabras. Escriban una palabra bien y otras mal, para que identifique cual es la correcta.

Disortografía. Se trata de un problema específico de la escritura. El infante no tiene problemas de comprensión lectora ni se le dificulta leer, pero al escribir constantemente comete errores, sobre todo de ortografía.

¿Cómo lo identificas? Revisando sus tareas y contando los errores ortográficos que comete. Un infante con este trastorno puede equivocarse incluso en palabras muy sencillas como, por ejemplo: “Llo escribo muy vien”.

Tip. Repasen las reglas ortográficas sin presionarlos, practique con este, díctele las palabras para que memorice cómo se escriben y prémielos cuando vea avances.

Disgrafía. Los pequeños con esta alteración tienen muchas dificultades para expresarse de forma escrita. Tienden a ser desordenados al escribir a mano. También les resulta difícil deletrear y plasmar sus ideas en el papel.

¿Cómo lo identificas? Principalmente si su letra es ilegible. Otro rasgo para detectarlo es que entiende las palabras y sus diferencias, pero no las escribe bien.

Tip. Practiquen con ellas y ellos la escritura a mano y ejercicios de motricidad fina. En YouTube hay varios tutoriales con divertidas actividades que pueden hacer en casa después de las clases.

Discalculia. Esta alteración causa que el niño tenga una percepción equivocada de los números, y por lo tanto tiene dificultades para hacer cálculos mentales.

¿Cómo lo identificas? Para ellos es un reto entender cantidades o identificar los números, por ejemplo, cuál es el mayor o menor, cuál número va primero, y cuál sigue.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *