Policías municipales acusan de despido injustificado a la alcaldesa de Seyé

Este lunes acudieron a las instalaciones del Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios, los 17 elementos de la Policía Municipal de Seyé, quienes fueron despedidos por la alcaldesa Lizbeth Cauich Puch (PAN), para poder llegar a un arreglo con los asesores legales de este Ayuntamiento.

En entrevista, representante legal de los ex trabajadores Miguel Humberto Matú Molina comentó que este despido fue en represalia, debido a que los ex elementos de seguridad, habían solicitado a la primer edil un aumento en su salario, así como el pago de algunas prestaciones, sin embargo, nunca se les dio una respuesta, por lo que se vieron en la necesidad de manifestarse y hacer huelga.

Ante esto Cauich Puch decidió dar de baja a los trabajadores, sin notificárselos, y sin darles la liquidación que les corresponde.

“Los oficiales fueron despedidos el pasado 13 de febrero, sin ningún documento por escrito como marca la ley federal del trabajo, por lo que procedieron a interponer su denuncia por despido injustificado” manifestó.

Resaltó que el Ayuntamiento les estaba ofreciendo 600 pesos a cada uno, sin embargo, ellos han enviado una contrapropuesta en donde solicitan 3 meses de pago por adelantado, y de esta manera renunciar a su finiquito, pues requieren estos recursos para poder mantener a sus familias.

“Los policías están ganando de 5 a 4 mil pesos al mes, sin prestaciones, ni el pago de horas extras, seguro social. Es inaudito que estos trabajadores permanezcan en estas condiciones, y la presidenta municipal pretenda contratar a un nuevo director de la policía municipal y otros funcionarios, a los que se les van a pagar honorarios elevados cuando los uniformados llevan casi 3 años trabajando en esas condiciones” aseveró.

Matú Molina indicó que la alcaldesa no quiere manchar su imagen, ya que busca reelegirse, por lo que ha publicado en varios medios de comunicación, que se dio de baja a estos elementos, debido a que tenían denuncias por violaciones a los derechos humanos de los habitantes, sin embargo, no ha presentado ninguna prueba de ello.

“La presidenta municipal pretende quedar bien con los habitantes del municipio para que voten por ella, pasando por alto los derechos de los ex empleados, además de que ha emprendido una campaña de desprestigio en contra de los ex elementos de la policía municipal” dijo.

Confían en que se llegue a un acuerdo con la comuna de Seyé, y que estos policías puedan recibir lo que están solicitando.

Cabe señalar este municipio se quedó sin policías, ya que la mayoría fueron despedidos, y únicamente se quedaron 4 elementos, quienes son los que por el momento están resguardando la seguridad de la gente de esa población.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *