Ramírez Marín respalda a diputados del PRI que votaron a favor del empréstito de Vila

Luego de que  se diera una división entre diputados del Congreso del Estado,  debido a que 4 de ellos votaron a favor del préstamo solicitado por el ejecutivo, que derivo a que sus compañeros solicitaran su expulsión de este instituto político; esta mañana el senador Jorge Carlos Ramírez Marín manifestó su respaldo a sus compañeros por ser congruentes con lo que se había acordado, al formar parte de la elaboración de este plan de reactivación de empleos, derivado de la contingencia sanitaria.

A través de su página de Facebook el legislador federal explicó que la primera vez que se presentó esta iniciativa, los diputados del PRI la rechazaron,  debido a que esta propuesta era meramente un plan de infraestructura y no de reactivación económica.

A partir de ese momento se acordó  con el ejecutivo formar un comité para elaborar dicho plan, en donde se agregaron las propuestas de los diputados del PRI, y se modificó el plan original, el cual fue abalado por todos los legisladores  de ese partido.

También se acordó que se crearía una comisión especial para vigilar el cumplimiento de los créditos otorgados por el Gobierno Estatal, así como una comisión formada y presidida por diputados del PRI para crear un fideicomiso para que cada obra fuera pactada desde su planeación con cada ayuntamiento,  y garantizar que el 60% de la mano de obra fuera local.

También se contemplaba la combinación de recursos estatales con el sector privado para ampliar la oferta de créditos, así como la mezcla de recursos estatales y federales para aumentar las participaciones de empresas, para que  las PYMES pudieran acceder a estos apoyos, sin embargo todo quedo en papel, ya que los demás diputados votaron en contra.

Descalificó que se pretendiera  obligar a los diputados a votar en contra de este plan que ellos mismos avalaron y del cual formaron parte; pues consideró que cada quien es libre de votar como a ellos les parezca, por lo que respeto la decisión de cada uno de ellos.

“En lugar de que los diputados estén presionando al ejecutivo asumir las obligaciones a las que no debe renunciar, están más preocupados en sacar a estos diputados del partido por el solo hecho de pensar diferente, porque no son borregos y porque son proactivos”, expresó.

Comentó que nunca se ha visto que se pretenda expulsar de este partido a diputados por presentar una propuesta priista que surgió de la mayoría de los legisladores.

Recordó que el diputado Warnel May, Lila Frías y Luis Borjas son los legisladores que más votos contabilizaron en el pasado proceso electoral, por lo que lamento que gente ajena al partido este creando divisiones.

“El resultado de esta votación se reflejará cuando los presidentes municipales se vean rebasados, y que el gobierno no pueda resolver de manera inmediata las cuestiones que se vayan presentando”, advirtió.

Por otro lado dijo que el Gobierno del Estado no puede tirar la toalla, ya que es su obligación buscar alternativas para reactivar la economía del estado.

“Como senador haré mi parte desde el  Congreso de la Unión para estar al pendiente de lo que necesite Yucatán, y se puedan generar fuentes de empleo, para que se pueda reactivar a corto plazo la economía del estado” manifestó. 

Indicó que es momento de hacer un lado los colores y los partidos, y enfocarse en lo que les compete a todos, que es la generación de fuentes de empleos en Yucatán, pues se estima que a nivel nacional luego de que pase esta contingencia 16 millones de mexicanos pasarán a la pobreza.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *