Recorte presupuestal afectará proyectos y obras en Yucatán

Hay un desencanto hacia el actual Gobierno Federal, todas las esperanzas se han ido a la basura, afirma líder local de Antorcha Campesina

“El recorte presupuestal en Yucatán de mil 848 millones para el 2021 atenta contra la salud, las obras públicas, vivienda y recursos para el campo”, denunció la dirigente de Antorcha Campesina en la entidad, Aleida Ramírez Huerta, durante una rueda de prensa. 

Señaló que este es el tercer año consecutivo que no habrá recursos para resolver las demandas y solicitudes de los municipios, que se han visto afectados por estos recortes, a lo que se suman los efectos económicos por la pandemia de COVID-19 y recientemente los fenómenos naturales.    

Asimismo aseguró que este presupuesto de egresos de la federación será aprobado sin que se le hagan modificaciones, pues se aprovechará que los diputados de Morena son mayoría en el Congreso de la Unión.      

“El objetivo prioritario será una vez más asegurar una cuantiosa suma de dinero para entregarlo a su antojo, sin reglas de operación precisas ni contrapesos de ningún tipo, en las próximas elecciones”, expresó.   

La dirigente de esta agrupación resaltó que ha habido un desencanto en cuanto a este Gobierno Federal, pues la gente se ha dado cuenta que todas las esperanzas que pusieron en Andrés Manuel López Obrador se han ido a la basura, ya que la situación económica, la inseguridad y el desempleo cada vez están peor en el país.   

“Ni qué decir del mal manejo que le ha dado a la crisis sanitaria, en donde ha dejado abandonado al sector salud que carece de instrumentos y equipo para hacer frente a esta pandemia”, aseveró.   

Por lo anterior, informó que iniciarán una serie de movilizaciones a nivel nacional, que contemplan una cadena humana este jueves a las 10 de la mañana enfrente del Palacio de Gobierno, en protesta por el recorte presupuestal y la distribución de este presupuesto como instrumento electoral.   

Por otra parte, Ramírez Huerta explicó que no están pidiendo que se les asignen recursos directamente, ni solicitan “moches” o dádivas, como se ha dicho por parte de algunos políticos, que pretenden desprestigiar a quienes han denunciado estos recortes.   

Por último, exigió a las autoridades federales obras, servicios, un combate real a la pobreza y a la pandemia de coronavirus, que ha dejado 96 mil muertes en el país y más de un millón de personas contagiadas.   

“Pedimos que se deje de disponer del dinero federal como si fuera patrimonio del partido en el poder y de una pequeña casta gobernante que está asumiendo a México en el atraso económico, la inseguridad y la pobreza”, subrayó. 

YUCATÁN ENFRENTARÁ PANORAMA ECONÓMICO COMPLICADO

  La secretaria de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya, dio a conocer hace unas semanas que los recursos de Libre Disposición, del gasto operativo de programas de apoyo y de la obra pública estatal, disminuyeron 2 mil 467 millones de pesos, es decir, un 11.6% menos comparado con lo autorizado en el 2020. 

Ante este panorama, dijo que al igual que el año pasado, el Gobierno del Estado seguirá haciendo más con menos, al buscar mayor eficiencia en el gasto para apoyar a la población vulnerable, que este año sufrió los embates de la pandemia y de las tormentas tropicales. 

“Yucatán enfrentará un panorama económico muy complicado, pues además del freno económico que impusieron la pandemia y los fenómenos meteorológicos, también habrá una reducción muy sensible de los recursos de Libre Disposición”, afirmó en ese entonces. 

Como parte de estos recortes se eliminaron 34 programas federales, entre los que se encuentran el de Escuelas de Tiempo Completo, Proagua Rural, el Fondo de Protección de Gastos Catastróficos, el Fondo Nacional del Emprendedor y el Fortalecimiento a la Excelencia Educativa, así como el programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), el cual era un subsidio que se otorga a los municipios y, en su caso, a los estados, para el reforzamiento de los temas de seguridad, que en conjunto representan un monto total de 510 millones de pesos. 

Cabe destacar que la reducción presupuestal no es asunto exclusivo de Yucatán, sino un recorte generalizado a nivel nacional, y aunque ya se anticipaba la disminución de recursos públicos por la caída de la economía del país y la pandemia del COVID-19, el estado ya venía arrastrando recortes presupuestales como resultado de las disposiciones federales.

Texto: Georgina Bacelis

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *