Recrudece la guerra sucia

Si hay una elección donde se fomenta la guerra sucia, el lodo y se multiplican los escuchas telefónicos es la actual, donde por igual en los doce estados en contienda por gobiernos estatales se producen este tipo de sucesos. Claro que el que se lleva las palmas es el proceso electoral veracruzano, donde el candidato de la alianza PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, está recibiendo una sopa de su propio chocolate, como se dice coloquialmente. Yunes Linares se especializó en distintos procesos electorales en dar a conocer videos y grabaciones en las que se muestra a autoridades veracruzanas transgrediendo las leyes. Así sucedió la ocasión anterior en que fue postulado candidato al gobierno del estado, en que filtró una grabación en la que el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán manifestaba el alentamiento del candidato priista, el hoy gobernador Javier Duarte de Ochoa. Después, ya bajo el gobierno de Duarte de Ochoa, otro video grabación terminó con las aspiraciones de Salvador Manzur para ser el sucesor de su amigo el gobernador. Ranulfo Márquez, otro de los más serios aspirantes a la candidatura priista fue separado de su cargo en Desarrollo Social hace tres años en la pasada contienda electoral veracruzana, al ser evidenciado como sospechoso de lucrar con los programas sociales en beneficio del voto priista. Los dos principales alfiles del gobernador Duarte de Ochoa fueron aniquilados en sus aspiraciones para abanderar a su partido en la contienda por el gobierno estatal. El artífice de esta estrategia fue Yunes Linares, quien encontró una rica vera a explotar mediante estas grabaciones y videos, considerados testimonios fundamentales, para frenar aspiraciones. Sin embargo, en esta ocasión, los priistas esperaron pacientemente durante algún tiempo para obtener toda la documentación que pudiera mostrar la otra cara de la moneda, lo que está aconteciendo, ante el pasmo de Yunes Linares. El ataque contra el candidato de la alianza PAN-PRD ha sido inmisericorde, sin que este reaccione con las mismas armas.
Tal vez ya no cuenta con los espías que le proporcionaban la información o esté esperando el momento adecuado para dar el gran zarpazo. Son varias grabaciones de conversaciones de su hijo Omar en negociaciones sobre la adquisición de bienes inmuebles de alto costo en el extranjero, sin que Miguel Ángel hubiese podido devolver el golpe. Hasta el momento el golpeteo ha sido resentido por el panista, ya que su merma entre seguidores es notoria. Es cierto que quedan más de 20 días de campaña y la elección en Veracruz está considerada como una de las más cerradas, por lo que las sorpresas no han terminado y menos la guerra de lodo que entre primos parece ser una recurrencia. La presunta intromisión del gobernador de Querétaro, Francisco (Pancho) Domínguez en terrenos de Aguascalientes quedó evidenciada en audios. Según un programa radiofónico de Aguascalientes, existen tres llamadas telefónicas que sugieren el apoyo del gobierno de Querétaro a la campaña del candidato del PAN a la gubernatura de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval. En el audio más extenso, Orozco Sandoval le dice al gobernador Francisco Domínguez que habló con su gente “para pasar todo la próxima semana”, a lo que Domínguez le responde “ya estamos listos”. “También ahí te encargo a Anaya”, pide el candidato panista, a lo que se oye al gobernador responder “no te apures, te lo pongo en orden”. Eso es en lo tocante a algunas grabaciones de la forma en que operan los partidos adversarios y los métodos a los que recurren. Hay otros sistema como el que pusieron en operación varios de los candidatos al gobierno de Oaxaca, donde se desacredita al opositor mediante al filtración de supuesta cuentas millonarias depositadas en bancos del extranjero. El campeón en esas lides es el candidato del PT, Benjamín Robles Montoya que presentan una y otra presuntas cuentas o inversiones en el extranjeros de sus adversarios José Antonio (Pepe Toño) Estefan Garfias y Alejandro Murat
Hinojosa. Hidalgo dio cuenta del plagio de propuestas y estrategias del pasado ya un poco distante por parte de los operadores del candidato priista al gobierno estatal, Omar Fayad Meneses. El priista pronto se deslindó de esas políticas propuestas en la campaña de Ernesto Zedillo y aclaró que ni siquiera era candidato cuando se presentó esa plataforma de su partido. Tamaulipas ya mostró los efectos de la guerra sucia, cuando tres candidatos del PRI a alcaldes fueron bajados de la nominación por el propio dirigente nacional, por supuestos vínculos con la delincuencia organizada. La realidad parece ser otra, los tres candidatos del tricolor habían pactado con el candidato del PAN, para apoyarlo en su tránsito al gobierno estatal, en detrimento del aspirante priista Baltasar Hinojosa Ochoa, quien naufraga en busca del voto ciudadano. En Quintana Roo, la guerra sucia es una realidad y llega a extremos de violencia física como fue lo sucedido con el ex gobernador Félix González Canto, al arrancar propaganda del candidato opositor. Las filtraciones están a la orden del día y amenazan con subir de tono.
Serrano en la Ciudad de México El candidato priista al gobierno de Chihuahua, Enrique Serrano aprovechó su estancia en la Ciudad de México, el lunes pasado, ya que se reunió con la comunidad avecindada en la capital del país, dio a conocer su programa de gobierno, firmó compromisos con organizaciones del campo y hasta se dio tiempo para comer en el restaurante de moda entre los políticos. Serrano aprovechó también para saludar y dialogar con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y el coordinador de la bancada priista en el Senado de la República, Emilio Gamboa, que comían en otra mesa.
Email: ramonzurita44@hotmail.com Email: zurita_sahagun@hotmail.com

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *