Reino Unido alerta que la nueva cepa del covid es más mortífera

El primer ministro británico, Boris Johnson, informa que la variante entraña un mayor riesgo de muerte que la original, además de ser más contagiosa

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció ayer que se dan “evidencias” de que la variante identificada en el Reino Unido del coronavirus “está asociada a un mayor nivel de mortalidad”, además de ser más contagiosa.

Johnson explicó en una rueda de prensa que, debido al impacto de esta nueva variante, el sistema público de salud británico (NHS) está “sometido a una mayor presión”, aunque añadió que las vacunas que se están administrando en el Reino Unido parecen ser efectivas contra ambas cepas (la original y la británica) a juicio de los científicos.

“Hemos sido informados hoy de que, además de expandirse más rápidamente, ahora parece también que hay algunas evidencias de que la nueva variante, identificada en Londres y el sureste, podría estar asociada a un mayor nivel de mortalidad”, dijo el primer ministro británico.

Agregó que los 38,562 pacientes por covid-19 actualmente en hospitales británicos es una cifra un 78 % superior al pico registrado en la primera ola, en abril.

El Ministerio británico de Sanidad anunció ayer que en las últimas 24 horas se han registrado 1,401 nuevos fallecimientos causados por la enfermedad.

Por su lado, en la misma conferencia de Johnson, el principal asesor científico del Gobierno, Patrick Vallance, señaló que la variante británica es entre un 30% y un 70% más contagiosa que la original, aunque se desconoce todavía por qué.

De igual forma, el científico aseguró que hay pruebas de que esta variante entraña un mayor riesgo de muerte que la original, aunque matizó que las “evidencias todavía no son fuertes”.

De hecho, esa mayor mortalidad no se ha detectado entre los ingresados en hospitales, pero sí sobre el total de casos positivos detectados.

Vallance puso el ejemplo de la población de hombres en la sesentena: con la variante antigua, 10 de cada 1,000 contagiados morirían. Con la cepa británica, esa cifra podría elevarse hasta 13 o 14.

Pese a todo, insistió una vez más en que hay “mucha incertidumbre” al respecto, aunque también cada vez más señales de que las vacunas son efectivas con la nueva variante.

Existen más dudas sobre la eficacia de las vacunas existentes con las cepas identificadas en Suráfrica y Brasil, según reconoció Vallance.

El retorno de EE.UU. y un anhelado acuerdo con Pfizer dan esperanza a la OMS

La marcha atrás de EEUU en sus planes de abandonar la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la entrada de Pfizer-BioNTech en el programa de reparto global de vacunas insuflaron ayer optimismo a la agencia con sede en Ginebra, pese a que la pandemia sigue en niveles muy altos de contagios y muertes.

“La luz al final del túnel es hoy más brillante”, señaló en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, tras elogiar las decisiones tomadas por la nueva Administración de Joe Biden en EE.UU. y anunciar además el acuerdo con Pfizer para distribuir 40 millones de dosis en países en desarrollo.

Sobre la decisión de Biden, quien canceló en su primer día de presidencia los planes de abandono de la OMS urdidos por su antecesor Donald Trump, Tedros aseguró ayer que ayudará a construir “un mundo más sano y seguro, lo que también significa una América más sana y segura”.

LA PROMESA DE VACUNAR A UNO DE CADA CINCO, MÁS CERCA

Respecto a la entrada de Pfizer y BioNTech en la plataforma COVAX, Tedros subrayó que facilitará la promesa de distribuir 2,000 millones de dosis de vacunas anticovid a la quinta parte de la población mundial antes de final de año.

“Seguramente COVAX podrá empezar a repartir dosis en febrero”, indicó Tedros, quien añadió que además se ha firmado un acuerdo con AstraZeneca para que esta firma entregue a la plataforma de la OMS 150 millones de dosis de su vacuna en el primer trimestre de 2021.

La vacuna de Pfizer-BioNTech, con una eficacia de en torno al 95 por ciento en los ensayos clínicos, es por ahora la única que ha obtenido de la OMS la luz verde para su uso de emergencia a nivel global, aunque las de AstraZeneca y otras farmacéuticas están siendo analizadas por esa agencia para que logren la misma autorización. El presidente y consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, también intervino en la rueda de prensa de ayer para subrayar que la anhelada entrada de la compañía en COVAX es “un día emocionante para la salud mundial”, fruto de numerosas negociaciones entre él y Tedros, “trabajando juntos para que el acuerdo se produjera”.

MALAS CIFRAS

Las buenas noticias en torno a la OMS, que llegan en la semana en que el organismo celebra su Comisión Ejecutiva y revisa su propia respuesta a la pandemia en 2020, dan cierta esperanza en un momento en el que las cifras de contagios y muertes siguen siendo altas, aunque bajaron respecto a los números récord de mediados de enero.

La OMS registró 610,000 nuevos casos de COVID-19 en la última jornada, que elevan el total global a 96 millones, mientras que las personas que han recibido al menos una dosis de vacuna ascienden a casi 60 millones, según las cifras de las redes sanitarias nacionales. Los fallecidos se sitúan en 2.07 millones.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *