Renán Barrera supervisa reapertura de Plaza Grande

El sitio es reabierto con diversas medidas, como restricciones al horario y al número de personas que pueden ocupar las bancas

Como parte de la paulatina reactivación de los espacios públicos de la ciudad, el alcalde Renán Barrera Concha supervisó este lunes la reapertura de la Plaza Principal, bajo medidas especiales para el respeto de la sana distancia y evitar aglomeraciones que pudieran propiciar contagios de COVID-19.

Acompañado del director de la Policía Municipal, Mario Arturo Romero Escalante, y de Francisco Sáenz Catzín, secretario general de la Unión de Aseadores de Calzado de Mérida, Barrera Concha recordó que la Plaza Grande fue cerrada el 5 de abril a causa de la pandemia y recalcó que ahora se reabre con todas las medidas de prevención necesarias para evitar riesgos de contagio de coronavirus.

Entre los protocolos establecidos precisó que el tránsito de peatones en ese emblemático espacio meridano se permitirá de 6 de la mañana a 10 de la noche. Fuera de esos horarios se mantendrá vigilancia policiaca para invitar a las personas a no permanecer en el lugar.

Asimismo, el uso de bancas se limita a un máximo de dos personas. Se colocaron maceteros sobre las bancas para evitar que se incumpla esta disposición.

“Nuestras bancas tradicionales, conocidas como confidentes, permanecerán clausuradas, también con maceteros”, explicó.

El alcalde puntualizó que la apertura se apega a las disposiciones estatales de apertura paulatina de espacios públicos, pero reiteró que eso no significa que la pandemia terminó por lo que es también responsabilidad de cada persona seguir los protocolos y evitar conductas inadecuadas.

Resaltó que el uso correcto del cubrebocas es necesario al transitar en cualquier espacio público, así como mantener la sana distancia de 1.5 metros como mínimo entre las personas.

“Vamos a ir perfeccionando todo lo que se pueda perfeccionar, contaremos con señalética en el piso para indicar el sentido recomendado en que puede transitar la gente de un lado a otro de la plaza”, enfatizó Barrera Concha.

Remarcó que con esta apertura se beneficia también a los boleros, ya que al estar cerrada la plaza no podían realizar su labor como acostumbran.

Recordó que, ante esta situación, el ayuntamiento apoyó a este sector desde el inicio de la pandemia, principalmente con paquetes alimentarios.

Esta reapertura de la Plaza Grande también se da luego de que el pasado 12 de octubre el alcalde entregó al grupo de boleros insumos para reforzar sus medidas de prevención como cubrebocas, desinfectantes y cloro para limpiar sus espacios

“Ahora regresan a su centro de trabajo, con todo nuestro apoyo para el cuidado de su salud y respetando las medidas”, apuntó.

A su vez, el comandante Romero Escalante subrayó que por instrucciones del alcalde se trabajó con anticipación en el protocolo que se aplicará para la apertura de la Plaza Principal y los demás parques del Centro Histórico.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *