Centro histórico y plazas, con alta afluencia en San Valentín

Ciudadanos también visitan las plazas comerciales con motivo del Día del Amor y la Amistad, donde se ofertan productos alusivos a la fecha

Durante el Día del Amor y la Amistad, el Centro Histórico de Mérida, junto con las distintas plazas de la ciudad, registraron alta afluencia de gente, principalmente entre el mediodía y las 4 de la tarde. También fue más notoria la oferta de globos, regalos y peluches en varios locales con promociones relacionadas al día de San Valentín.

Las compras de último momento estaban a la orden del día, las parejas daban paseos por las calles más bonitas del centro y algunos restaurantes preparaban sus locales para lo que esperaban sea un día de alta demanda en ventas y con buena concurrencia de comensales.

Entre las calles de la capital se podían apreciar bazares improvisados de regalos, globos o peluches, algunos ya con clientela porque llevan años poniendo sus puestos en esta fecha en que el romanticismo se vive en la ciudad, así como otros oportunistas con menos clientela porque solamente querían aprovechar la derrama que usualmente hay en el día de los enamorados.

Según Jorge Cardeña Licona, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Servicios y Turismo (Canacope-Servytur), los precios de productos como flores y regalos en estos días registraron un alza de hasta el 40% de lo que originalmente costaba. Por ejemplo, mencionó que si un arreglo floral en un principio costaba $100, ahora alcanza un precio de $150, aproximadamente.

De acuerdo con el presidente del comercio en pequeño, esta fecha era muy esperada por el sector porque de cierta manera es un poco de “oxígeno” para los agremiados y no agremiados, así como para el sistema empresarial, que actualmente está pasado por una crisis muy grande, pues se espera un incremento del 35 al 45% en las ventas del día.

En cuanto al alza de precios, comentó que a los comerciantes tampoco les conviene elevar tanto sus productos pues puede resultarles en pérdidas, ya que si las ventas no son como esperaban, entonces la mercancía habría sido un gasto que no se recuperará.

Cardeña Licona también señaló a la informalidad como un problema muy grave que se ha dado en el estado, principalmente por la competencia desleal que se tiene en cuanto a los precios con el sector formalizado, golpeando de sobremanera al pequeño comercio que además de sufrir el incremento en insumos debe bajar sus precios lo más posible para poder competir.

Texto y foto: Diego Cervantes Kantún

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *