“Salir adelante” con motocicleta adaptada

No habí­a de otra. La decisión estaba tomada, los médicos debí­an amputarme la pierna (izquierda) porque la infección estaba muy avanzada, comenta José Benito Ku Puc, de 64 años de edad, quien fue ayer beneficiado con una moto adaptada que le entregó el DIF Estatal en la inauguración de la Expo Feria del Empleo 2016. 

Al recordar ese capí­tulo de su vida, el entrevistado trata de no llorar, sus ojos quedan colorados, pero continúa. “Yo, durante 40 años, fui chofer de Crí­o, recorrí­ el Sureste para cumplir con las entregas, fue un trabajo que me permitió hacerme de un patrimonio hasta que un dí­a empecé a sentir un fuerte dolor en la pierna”, relata lo sucedido hace cuatro años.

Después de consultar con diferentes especialistas médicos, ninguno dio con el mal, el cual se manifestó con una infección en el dedo gordo, que avanzó hasta el muslo. 

“¿Qué remedio habí­a? le pregunté al doctor. Amputarme la pierna, era la única manera de salvar mi vida. Apenas se recuperaba de la primera cirugí­a, a los cuatro meses le tuvieron que amputar la pierna derecha por diabetes.- Irbin Flores 

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *