Se agrava crisis de la producción apícola

La apicultura yucateca va en caída libre, ya que en los últimos 30 años la producción de la miel en el estado se redujo en un 90 %, pasó de cosechar 50 kilos de miel por colmena, a solo recolectar 5 kilos en el último año, así lo afirmó la presidenta de la asociación Abeja Planet, Nelly Ortíz Vázquez.

En entrevista exclusiva para Punto Medio, la apicultora manifestó que hace 30 años se dio el primer reporte de reducción en la producción de miel en el estado y desde esa época se presenta un decremento gradual en la recolección y el principal factor es la deforestación que ha sufrido el estado.

Herencia de mi padre

“He sido apicultora desde los nueve años por herencia de mi papá y en aquel entonces por colmena la producción de cada apicultor era de 50 kilos. En el 2009 empezamos a detectar la baja producción y hablábamos de 30 a 25 kilos por colmena, ya se había reducido al 50 %; pero en el último estudio que hemos realizado, resulta que ahora tenemos 5 kilos por colmena”, expuso.

Afectación por la ganadería

 Ortíz Vázquez indicó que en primera instancia, la ganadería intensiva demandó más terreno para que sus animales pudieran pastar, pero ahora la producción se ve mermada también por el uso de pesticidas y la reducción de la flora para que lleven a cabo el proceso de polinización.

Baja producción por colmena

 Este problema no solo ha provocado la baja de la producción por colmena, sino que ahora cada apicultor vio reducida la cantidad de apiarios tradicionales en un 60 por ciento.

Falta de alimento

“Observamos una reducción de aliarnos tradicionales de apicultores en un 60 por ciento, es decir apicultor que tenia 10, se queda con 4. Esto se debe a que las abejas reinas no crean nuevas colmenas, al no tener suficiente alimento por la reducción de la flora”, expuso.

Problema ambiental

 Pero además esto desemboca en un problema ambiental, ya que al no tener las abejas, zonas de recolección de polen, empiezan a invadir las áreas urbanas, buscando azúcar de donde pueden, volviéndose parasitarias y consumiendo hasta los endulzantes de los refrescos de cola.

Se vuelven parasitarias

“Se vuelven parasitarias, porque se alimentan de los despojos de la ciudad, invaden las panaderías, o en el caso de los botes de basura buscan los restos que encuentre, incluso de los refrescos, por eso es nuestra urgencia de que se aplique un programa de reforestación, porque la miel que consumamos, puede venir de azúcar que encuentren las abejas en la basura”, concluyó.

 La apicultura en Yucatán

 El cultivo de la abeja melífera (Apis mellifera) genera una actividad de alto valor económico que favorece una ex- portación anual de 10 000 toneladas de miel.

Se estima que alrededor de  6 mil campesinos se dedican al cultivo de abejas.

Roberto Ojeda

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *