Se encarecería la vivienda social económica con reforma a una ley: Canadevi

Advierten que en caso de aprobarse la propuesta de Morena, las casas económicas se volverán inaccesibles para los créditos del Infonavit

En caso de ser aprobada una reforma que busca aumentar a 10 metros de frente por 20 metros de fondo los lotes para la construcción de vivienda social económica, sin duda, se verá impactado en el precio final de las casas y los perjudicados serán los trabajadores que menos ganan, aseguró Eduardo Ancona Cámara, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) en Yucatán.

El miércoles pasado, el diputado Miguel Candila Noh, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), presentó una iniciativa que modifica las leyes de Fraccionamientos, de Desarrollos Inmobiliarios y de Catastro, todas ellas del estado de Yucatán.

En uno de los artículos se propone que los lotes para las casas tengan una superficie de 10×20 metros, para que las casas ya no sean “unas cajas de zapato”, y que el seguro de garantía aumente de uno a cinco años, entre otros temas.

Actualmente, los lotes son: para casas individuales, 7 de frente por 19 de fondo y en multifamiliar (en condominio horizontal) pueden ser de 5 metros de frente por 20 metros de fondo.

“Esos lotes no son huevitos, no son caja de cartón y es una falta de respeto para las personas que han escogido vivir allí, nadie les puso una pistola para que adquieran esas viviendas, es parte de la oferta y la demanda”, señaló.

En ese sentido, recalcó el dirigente, hay que analizar la propuesta legislativa de manera responsable, porque la idea es no encarecer la vivienda social.

“Creo que los diputados deberán analizar la propuesta de una manera responsable, pues aumentar el lote limitaría la libre oferta y mercado de viviendas, lo que encarecerá el costo final de la vivienda”, aseguró.

Asimismo, descartó que construyan “chiquilotes”, pues las autoridades federales han reconocido que los lotes y viviendas sociales que se construyen en Yucatán son más grandes que en otros estados, justamente porque se tienen que respetar las leyes y normas aplicables y los usos y costumbres de la entidad, en donde los cuartos deben tener la extensión para colgar una hamaca o dos.

“También se cuida la ventilación cruzada, que son cosas que no se aplican en la gran mayoría de los estados de la República”, aseguró.

Ancona Cámara dijo que este tipo de iniciativas son respetables desde el punto de vista de alguien que está cuidando los intereses de sus representados, pero en una ciudad como Mérida en donde el precio del terreno es todavía accesible, aún así los precios están incrementándose con el paso del tiempo.

“Nuestra postura es que es respetable esa iniciativa, pero los diputados tienen que revisarla con responsabilidad, porque lo que construimos es lo que nos permite la ley y lo compra libremente quien lo quiera y pueda comprar. Hace muchos años que dejó de existir esa asignación de complejos completos para los trabajadores en vínculos con los sindicatos, en donde se les decía que allí nada más pueden comprar. Ya eso pasó, ahora está libre y los constructores ofrecemos casas que cumplen con el reglamento”, manifestó.

Pero lo más importante, agregó el líder empresarial, es que hay oferta de viviendas para todos los gustos y posibilidades.

“Todo mundo tiene derecho a tener opciones de vivienda que no sean caras, que sean accesibles. Por ejemplo, ¿los solteros por qué tendrían que pagar una vivienda de dos recamaras? Son las necesidades de las casas pequeñas para los solteros, los que no tienen hijos, en fin, lo que hacemos es poner a disposición diferentes productos y cada quien escoge en dónde quiere vivir con base en lo que pueda pagar”, sentenció.

En el tema de las garantías de las casas nuevas, el presidente de la Canadevi afirmó que hay hasta de 10 años, además de que los dueños de las viviendas pueden activar los seguros de vivienda que tiene el Infonavit.

En ese sentido detalló que hay garantías por las puertas, la pintura, la impermeabilización, herrerías (en su caso), accesorios de baños y cocinas, entre otras.

“Quizás el diputado no lo sabe, pero hay seguro de garantías que van desde el día que entras a la casa hasta los 10 años, que son aquellos que tienen que ver con la estructura de la casa, siempre que el daño no sea por eventos extraordinarios, como los ciclones y los temblores, en cuyo caso aplican los seguros de daños del Infonavit”, concluyó.

Texto: Esteban Cruz Obando

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *