¿Se te acaban las ideas? Ocupa tu mente durante esta cuarentena

Luego de varias semanas encerrados es normal que se agoten las opciones para hacer menos pesado el aislamiento, por lo que les presentamos algunas actividades para despejar la mente.

Los días pasan y las ideas parecieran acabarse. Algunos ya hicieron todo, pero otros no han hecho nada, situación válida. Hay que recordar que estamos en una contingencia y no en cursos de verano, por lo que adquirir una nueva habilidad no es obligación. Sin embargo, existen actividades que puedes retomar para ocupar tu mente.

Al comenzar la cuarentena mucho se habló de realizar algunas actividades que pudieran ayudar a entretener a los integrantes de la familia, pero las ideas o las ganas se acaban. Calma, está bien. No debes obligarte.

Si necesitas opciones para iniciar o continuar, aquí te presentamos algunas que podrían ayudarte para hacer menos pesado el encierro.

Leer un libro. Sin duda, esta es una de las actividades más reiteradas por los niños, jóvenes y adultos. Muchos anteponen al consejo la palabra “Un buen”, eso no es una garantía, al final tú lo descubrirás. Puedes escuchar consejos, pero solo tú decidirás qué género, así como los comentarios sobre la obra literaria.

Aprender nuevas habilidades. Mucho se recomendó esta opción; sin embargo, el encierro trae consigo algunos problemas como insomnio, ansiedad, entre otros, por lo que resulta válido no ocuparse. Pero si ya estás listo, un jardín, pintar algunas paredes, aprender algunas frases en inglés o cualquier idioma, sería una buena idea. Tú pones tus límites.

Rompecabezas y otros. Si compraste un rompecabezas de dos mil piezas y lo dejaste por la desesperación y la angustia, puede ser el momento de retomarlo. Muchas veces hay que tomar un respiro para retomar una actividad.

Internet. De contarse con esta herramienta, puede ser muy útil para despejar la mente. A través de la web se pueden recorrer varios lugares, desde ciudades hasta museos, ver videos o documentales. Una vez más, ¡tú decides!

Manualidades. Aprender a tejer o hacer cualquier trabajo usando las manos es un fantástico ejercicio de relajación y concentración.

Texto: Jesús Gómez

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *