Segunda Plana

EL ACTUAL PERÍODO intercampañas nos abre la oportunidad de reflexionar acerca del sentido que le daremos a nuestro voto en las elecciones del 1 de julio. ¿Qué debemos buscar en el candidato que apoyaremos? De entrada nos parece que la mayoría de los yucatecos tiene entre sus prioridades el cuidado de la familia y el fomento de todos los valores que la convivencia dentro de ésta requiere: respeto, apoyo solidario, trabajo, fidelidad y un esfuerzo para ser cada día mejores. Así pues, el mejor candidato será el que da ejemplo de buen ambiente en su propia familia, que desciende de un matrimonio respetable, y que repite una y otra vez su preferencia por la educación de niños y jóvenes, el fomento de valores claves como la disciplina, y la conservación de todo lo bueno que tienen los yucatecos, cuya forma de ser ha generado el ambiente de paz que disfrutamos hasta ahora, y que es lo que ha motivado que gente de otras partes del país venga a instalar su hogar aquí. ¿Por quién votará usted? Analice bien sus opciones.

EN LA PÁGINA 43 de nuestra edición del reciente miércoles 28 le ofrecimos una entrevista con el actor Héctor Suárez, gracias a la cual nos enteramos de lo decepcionado que está no sólo de la política y los políticos, sino también de la desidia que muestran muchos mexicanos. “Estoy cansado ya de esta indiferencia que mostramos, no reclamamos nada, no hay cultura del reclamo. Estoy harto de esa actitud”, dijo don Héctor, y sus palabras hay que tomarlas en cuenta, pero no hay que dejarse arrastrar por su pesimismo. Otras frases suyas sirven para subrayar la decepción de quien ha sido agredido –la última vez estuvieron a punto de matarlo– por sus pronunciamientos contra el sistema. Muchas personas sienten lo mismo que Suárez tras observar durante décadas la ineficiencia y corrupción de ese sistema. Tiene razón el actor, sí, pero no puede ser un ejemplo a seguir. Si queremos alguna vez salir de las recurrentes crisis en que vivimos tenemos que pensar, hablar, denunciar y salir a votar todas las veces que sea necesario. Ah, y enseñarles a nuestros hijos y nietos, desde su más temprana edad, la importancia de hacer que prevalezca la democracia.

 

Por Gínder Peraza

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *