Sólo regímenes autoritarios acuden a militares: María Elena Morera

Sólo los “regímenes autoritarios buscan enfrentar la inseguridad mediante doctrinas y capacitaciones militares”, sentenció la activista María Elena Morera.

Durante las audiencias públicas sobre la Guardia Nacional, en la Cámara de Diputados, la presidenta de Causa en Común insistió en el rescate de la policía federal, estatal y municipal del país. “Nuestra insistencia en el rescate de las policías parte de la convicción de que debemos mantener las funciones esenciales de seguridad en las instituciones civiles porque esta es una característica y una condición de los sistemas democráticos”, señaló.

Ante diputados y senadores de todos los partidos, Morera Mitre aseguró que es en las instituciones civiles donde se pueden generar las capacidades de investigación criminal. “Hay otras opciones, sí las hay”, reviró a los promotores del proyecto de dictamen de Guardia Nacional impulsado por la mayoría de Morena.

“El proyecto no solo no es compatible, sino es opuesto a lo establecido por la Corte Interamericana, pues con una Guardia Nacional a cargo de las instituciones militares y con rango constitucional, la intervención militar no es extraordinaria no es subordinada ni complementa al poder civil, tampoco incorpora mecanismos de fiscalización”, aseveró la colaboradora de EL UNIVERSAL.

Lamentó la reducción de los fondos a las policías locales y federal, la cual, dijo, las debilite en el cumplimiento de sus tareas.

El experto en seguridad y columnista de EL UNIVERSAL, Alejandro Hope consideró que el despliegue de elementos militares no tiene efectos notables en la disminución de la violencia. “En qué evidencia empírica basan la idea de que a mayor despliegue militar menor incidencia delictiva y violencia criminal”, cuestionó.

Y arremetió: “Las brigadas de Policía Militar y Policía Naval, que formarían parte de la Guardia Nacional, ya están desplegadas en el territorio y ya realizan labores de seguridad pública, lo mismo vale para la Policía Federal, y eso significa que en el inicio de la Guardia Nacional se va a contar con la misma cantidad de elementos en los mismos lugares haciendo lo mismo, con las mismas tácticas, liderazgo, equipamiento que hasta ahora, pero con uniforme distinto, salvo que el uniforme sea mágico no se deberían esperar resultados distintos”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: