Tan ciego que no ves lo que no hay

Hoy es un día estupendo y así es me siento. Nuevamente agradezco la oportunidad de compartir un tema que te podrá ser de provecho en tu vida, así como es en la mía.

Anteriormente he mencionado a los enemigos del aprendizaje. Uno de estos es la ceguera cognitiva. Ésta nos impide ver lo que no se sabe, por lo que impide la apertura al aprendizaje. En esta situación es imposible para la persona ver que no sabe, por lo que su conversación no es de negación, sino que CREE que sabe pues no puede ver que en realidad no sabe.

Aunque pareciera un juego de palabras, “no saber que no se sabe” hace que no puedas  aprender nuevas herramientas para enfrentarte a la vida. Es tal tu creencia de lo que sí sabes que bloqueas cualquier oportunidad para el aprendizaje.

Lo interesante de esta situación es que la persona no se da cuenta cuándo está bloqueando el aprendizaje. Y no es cuestión de una terquedad o necedad. Simplemente la persona no ve lo que no hay. No hay manera de decir si sabe o no de tal tema puesto no existe esa información para la persona.

Parte de lo que trabaja un coach de vida es ayudar a mostrar a las personas nuevas oportunidades. Mostrarle que hay muchas más opciones de las que la uno puede ver. Dentro de las capacidades y habilidades de las personas no está más de lo que de manera consciente puede ver.

Cuantas veces te sucede que tienes un problema y para resolverlo “a tu manera” no encuentras la solución o simplemente no te gusta la solución que tienes delante de ti. Por ejemplo, si estás molesto con una persona pues te hizo algún tipo de daño, para ti no habrá otra manera que se resuelva el conflicto que la persona te contacte de alguna manera para pedirte una disculpa y repare el daño que te ocasionó. Para ti no va a haber otra solución que llegue contigo dicha persona y se disculpe. No hay manera que lo veas de otra forma. Pues “así deben ser las cosas”.

Ahora, que tal si te digo que hay más opciones, que hay otras maneras de solucionar el conflicto, si así lo deseas. Podrás seguir pensando que como no es tu culpa entonces las acciones las tendrá que hacer la otra persona para resolver el conflicto. Entonces, yo te diría que por qué no TÚ contactas a quien te hizo daño y le dices que lo perdonas. Esa es una opción que no podías ver. Tal es tu enojo y tu resentimiento contra dicha persona que no puedes ver que TÚ tienes la solución a tu conflicto. No es la otra persona, eres tú quien tiene el poder para cambiar la situación. Pero estás ciego, no puedes verlo de otra manera. Sólo que recuerda que siempre habrá muchas maneras, muchas opciones, para conseguir lo que estás buscando.

Esa es la ceguera cognitiva, eso es “lo que no sabes que no sabes”, y eso con la ayuda de un coach podrás abrir tu abanico de oportunidades para ir por lo que quieres. Siempre buscando nuevas soluciones a tus retos. Y Claro, siempre que tú elijas, podrás lograr tus metas.

Tú tienes el poder de controlar tu vida… ¡Úsalo!

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *