Un año después

Mary Carmen Rosado Mota
@mary_rosmot
latribunaesnuestra@gmail.com

El año pasado, en la misma víspera de una nueva edición del domingo más esperado en la NFL, les escribía sobre la hazaña lograda por Katie Sowers, al convertirse en la primera mujer en formar parte del grupo de entrenadores de un equipo que disputaba el Super Bowl.

En aquella edición pudimos ver, a través de la transmisión, a Katie presente en la cancha, atenta a lo que estaba sucediendo y apoyando como su rol indicaba. Pero a pesar de que los 49ers no salieron victoriosos la labor estaba hecha, habíamos visto a una mujer que forma parte de este deporte mostrar a todo el mundo que también habia espacio para otras mujeres, que el futbol americano y que la misma NFL no es exclusiva para los hombres.

Tampa será la sede de la edición LV del Super Bowl, en lo que será un día histórico por más de una razon, ya que los Bucaneros serán el primer equipo en intentar ganar su anillo en casa, Tom Brady disputará su décimo Super Bowl pero, además, habrá de nueva cuenta una mujer protagonista en el césped.

Sarah Thomas se convertirá en la primera arbitra en formar parte del equipo de oficiales que vigilen este importante partido. Esta mujer de 47 años, originaria de Mississipi, es jueza de americano desde 1996 cuando inició en ligas locales y universitarias.

Después de la preparación de algunos años, fue en el 2015 cuando la NFL anunció que Sarah se convertía en la primera mujer oficial permanente en la historia de esta liga. En el 2019 logró formar parte del equipo de jueces de un partido de playoff siendo la primera mujer que conseguía tal designación.

Pero no será la única. Del lado de ambos equipos hay mujeres que forman parte del grupo de entrenadores. Julie Frymyer y Tiffany Morton por parte de los Jefes de Kansas City; Carly Helfand, Maral Javadifar y Lori Locust de los Bucaneros, aumentarán la lista de mujeres presentes en un Super Bowl.

Sarah Thomas, madre de tres hijos con un trabajo que muchas personas desearían, pero que a ella le ha costado muchos años de esfuerzo, de preparación y de desempeño adecuado para llegar al super domingo con el que la mayoría tan solo sueña. Este 7 de febrero disfrutaremos un Super Bowl más, sean los Bucaneros o los Jefes, no olvidemos que un año después fue Sarah, Julie, Carly, Maral, Lori y Tiffany, ojalá el próximo año cambien y aumenten los nombres.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *