¡Y no vuelvas!

Kinécarus Apreciación Cinematográfica
www.kinecarus.com

Lucasfilm y Disney anunciaron que la actriz Gina Carano, quien interpretó al personaje de Cara Dune en The Mandalorian, ya no volverá a participar en ningún proyecto de Star Wars de ahora en adelante.

Esta decisión tomó por sorpresa a algunos, pero los que hemos estado observando el comportamiento de Carano en redes sociales desde inicios del año anterior llevamos esperando este momento con muchas ansias.

Carano ha usado sus redes sociales, entre ellas Twitter y Parler (una red social popular entre Republicanos partidarios de Donald Trump), para esparcir ideas y opiniones que no son solamente ofensivas, sino agresivas, manipuladoras y peligrosas.

Entre todo lo que la actriz ha expresado se encuentran comentarios y chistes transfóbicos (incluso después de que su co-estrella Pedro Pascal, cuya hermana es una mujer trans, se sentó con ella a hablar acerca de la comunidad transgénero), así como información falsa acerca del virus COVID-19, negando la actual pandemia y apoyando al fascista/presidente Trump y su falta de acción ante la crisis que costó la vida de cientos de miles de personas.

A pesar de que muchos fans ya habían exigido el despido de Carano por estos comentarios, parece ser que la gota que derramó el vaso fue un post en Instagram en el que la actriz comparaba el ser un Republicano en la época actual con ser un judío durante el Holocausto, creando enorme indignación entre la comunidad judía y una justificada furia entre los fans que volvieron a exigir que se le despidiera, ahora por sus comentarios anti-semitas. Y esta vez, fueron escuchados, ya que el anuncio de su despido se hizo apenas un día después.

Aunque muchos han reclamado que Carano es una víctima más de la “cultura de la cancelación” es importante recordar que la libertad de expresión no te libera de las consecuencias de lo que digas, y cuando una persona usa su voz para ser hostil, aplastar, denigrar y justificar sus ideas intolerantes, no puede esperar salir indemne. Y Star Wars merece mucho más que personas tan bajas y dañinas como ella.

¡Adiós, Carano, y que la fuerza no te acompañe!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *