Ya van 100 poblaciones en el Registro de Comunidades Mayas

Autoridades del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (INDEMAYA) informaron que hasta ahora se han visitado 100 comunidades, de 112 programadas, en la primera etapa del “Registro estatal de comunidades mayas del Estado de Yucatán”, de las que sólo en Tigre Grande no se pudo aplicar la asamblea por cuestiones y políticas y ajenas a las instituciones que aplican la encuesta.

Además, desde que comenzó el programa de registro autoridades federales y estatales han invertido hasta el momento un millón de pesos en la elaboración del registro, con el que se busca conocer las carencias que enfrentan los indígenas de la entidad y poder impulsar proyectos focalizados que les permita llevar una vida digna.

A año y ocho meses de que se anunciara este proyecto, han sido visitadas más de 100 localidades del Sur y Oriente del Estado, en los cuales la mayoría de las personas reconocieron ser parte de la cultura maya y necesitar de mayores programas que los ayuden en su desarrollo personal y económico.

De la primera etapa solo en la localidad de Tigre Grande no se pudo aplicar la asamblea por cuestiones políticas y ajenas a las instituciones que participan en la elaboración del registro.

El Indemaya, una de las tres instituciones que participan en el proyecto, informó que en un par de meses iniciará la segunda fase de la consulta que abarcará unos 30 municipios del Poniente y Norte de la entidad.

En el registro colaboran también investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) quienes se encargan del trabajo de campo, además de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el Congreso del Estado.

Actualmente se carece de datos fidedignos que permitan conocer el panorama actual de las comunidades indígenas locales, lo que ha desarrollado en la aplicación de políticas públicas generalizadas; de ahí que autoridades públicas y educativas se juntarán para llevar a cabo este programa.

Para llevar a cabo el registro se convoca a los habitantes de cada comunidad a participar en una asamblea cuya información será recabada por una Comisión cuyos integrantes son nombrados por los propios pobladores.

Durante la reunión se analiza la situación actual de la comunidad en diferentes áreas como salud, educación, empleo y si la gente se considera indígena maya. Posteriormente, se hace un diagnóstico y se levanta el informe.

Aún quedan pendientes más de mil comunidades para ser consultadas por lo que se estima que el registro finalice en dos años más.-Esteban Cruz Obando

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *